4 agosto, 2017 Trucos de limpieza
¿Cómo fregar el suelo correctamente?

Cómo fregar el suelo correctamente

A la hora de fregar el suelo de nuestras casas tendemos a pasar la escoba y terminar con un par de pasadas de fregona húmeda. Sin embargo, fregar no es tan fácil como parece y el fregado que hacían nuestras abuelas es el que realmente quita toda la suciedad del suelo.

Ahora, con las nuevas modas y diseños lo primero a tener en cuenta es el material con el que está hecho el suelo y la correcta elección de una fregona en función del mismo.

Suelos de madera
En este sentido, si tienes un suelo de madera o parqué, ya sea artificial o natural, es importante el uso de poca agua a la hora de limpiar y la elección de una fregona que sea delicada con el suelo.

Para limpiar este tipo de suelos sin dañarlos:

· Usa un cubo de agua con un poco de cera específica para suelos de madera diluida dentro de este.

· Escurre muy bien la fregona y limpia el suelo.

En caso de que haya alguna mancha más incrustada te recomendamos que intentes quitarla mejor manualmente con la ayuda de una bayeta, aunque recuerda que los suelos de madera son muy porosos y lo ideal, si no quieres dejar marcas sobre este, es que limpies cualquier mancha de forma inmediata.

Suelos de piedra, gres y otros más resistentes
Si en vez de suelo de madera tienes un suelo más resistente, ya sea mármol, piedra o gres, sí que puedes limpiar tu suelo como lo hacía tu abuela. Para ello:

· Llena el cubo de agua (fría o templada, nunca caliente) y añádele lejía aromatizada

· Empapa bien la fregona y, casi sin escurrirla, encharca tu suelo

· Deja que la lejía actúe sobre el suelo alrededor de 2 minutos

· Cambia el agua del cubo, para eliminar todo resto de lejía y vuelve a llenarlo con agua fría limpia

· Con la fregona muy bien escurrida, haz suficientes pasadas hasta recoger toda el agua encharcada del suelo.

De esta forma, la lejía hace su efecto y levanta la suciedad, haciendo más fácil la limpieza del suelo.

Realmente no es un trabajo muy complicado, pero se ha de hacer bien para poder tener un suelo limpio y sin rastro de suciedad. Ahora que ya lo sabes, ponlo en práctica y coméntanos como lo haces tú. Y si tienes alguna pregunta, no dudes en contactar con nosotros y te contestaremos tan pronto como podamos.

Artículos relacionados

No hay comentarios

Escribe tu comentario