12 diciembre, 2017 Productos Vileda
¿Cómo elegir una fregona?

¿Cómo elegir una fregona?

Es la primera vez que vas a comprar una fregona: llegas al pasillo de limpieza y te paras frente al lineal de cabezales y palos pero… hay tantos que no sabes cual se adapta mejor a lo que estás buscando o simplemente cuales son las características de cada uno de ellos.

¿Necesito el mismo para limpiar el baño que el balcón? ¿Habrá alguno genérico para toda la casa? No te preocupes, si no sabes qué fregona necesitas, Vileda te ayuda a elegir el modelo que más se ajusta a tus necesidades.

Lo primero que tienes que hacer es preguntarte lo siguiente:

1. ¿Lo quiero para una zona concreta de la casa o para varios sitios?

2. El nivel de suciedad de este sitio o sitios ¿es alto o bajo?

3. El material del suelo ¿es delicado como el parquet? ¿O es más bien duro como el terrazo?

Pues bien, una vez te hayas respondido a estas preguntas, estás listo para elegir qué tipo de fregona se ajusta más a tus necesidades.

Interiores: Fregonas de tiras

Dentro de las fregonas de tiras solemos encontrar también dos tipologías bien diferenciadas que serían las siguientes:

  • Fregona de bayeta amarilla
    Lugar de uso:
    Suelos normales y delicados, interiores de casa
    Nivel de suciedad: Bajo
    Resistencia: Media
    Absorción: Alta
    Temporalidad: Diaria
    Este tipo de cabezal de fregona suele ser de alta resistencia y cuenta con un nivel de absorción mayor que el resto. Debido a esto, son ideales para todo tipo de suelos en tu limpieza diaria y también para aquellos suelos que no toleran demasiado bien la humedad como el parquet, ya que facilitan un secado rápido y sin rastro.
  • Fregona de microfibras
    Lugar de uso:
    Suelos normales y muy delicados, interiores de casa
    Nivel de suciedad: Bajo
    Resistencia: Media
    Absorción: Muy alta
    Temporalidad: Diaria
    En cuanto a uso, las fregonas de microfibra son semejantes a las anteriores de bayeta amarilla, solo que éstas cuentan con una mayor resistencia y delicadeza. Esto permite que retiren mejor la suciedad y que no dejen marca de agua sobre el suelo, haciéndola perfecta para suelos delicados como el parquet o el mármol.

Exteriores: Fregonas de algodón

Este tipo de fregonas son las más adecuadas para un uso intensivo o para la limpieza de zonas exteriores, amplias y de carácter duro. Dentro de este mismo tipo, encontrarás dos variantes:

  • Fregonas de algodón crudo
    Lugar de uso:
    Suelos duros de piedra, para terraza o balcón
    Nivel de suciedad: Alto/medio
    Resistencia: Alta
    Absorción: Media
    Temporalidad: 1 vez a la semana
    En este tipo de fregonas el algodón no está tratado mediante ningún proceso químico, lo que hace que sea mucho más duradero e ideal para suelos de piedra o terrazo, es decir, suelos de patios o exteriores, con unas texturas más duras.
  • Fregonas de algodón blanco
    Lugar de uso:
    Suelos semiduros, ideal para cocina
    Nivel de suciedad: Medio
    Resistencia: Media/Alta
    Absorción: Media/Alta
    Temporalidad: Diaria
    El algodón de estas fregonas sí que está tratado en diferentes procesos que lo hacen más blanco y esponjoso. Este tipo de fregona no es tan duro como el anterior pero, sin embargo, es más absorbente, lo que también hace de este un cabezal perfecto para suelos duros, como los suelos de cocina. Debe tenerse en cuenta que este tipo de cabezal debe escurrirse muy bien para evitar que deje rastro de agua sobre las superficies donde los uses.

Otro tipo de fregonas

Además de las más comunes que puedas conocer, actualmente puedes encontrar otros tipos de fregona que facilitan tu fregado:

  • Fregonas eléctricas
    Lugar de uso:
    Suelos normales y duros
    Nivel de suciedad: Alto
    Resistencia: Alta
    Absorción: Alta
    Temporalidad: Diaria
    Actualmente existen fregonas eléctricas que funcionan de forma motorizada mediante una batería. Son de muy fácil uso y de larga duración. Con ellas el proceso de limpieza es mucho más sencillo, pero el dinero invertido también es mayor.
  • Fregonas giratorias
    Lugar de uso:
    Suelos normales y delicados
    Nivel de suciedad: Bajo y Medio
    Resistencia: Media
    Absorción: Muy alta
    Temporalidad: Diaria
    Actualmente existen fregonas “giratorias” que se escurren solas cuando pulsas algún botón en su palo o cuando ejerces fuerza sobre algún pedal en el cubo. Normalmente, sus cabezales suelen ser de microfibras, y se diferencian del resto en que el esfuerzo ejercido a la hora de limpiar es menor. Son más caras que las fregonas básicas, pero mucho más barata que una fregona eléctrica.

Cada fregona tiene una utilidad y, aunque no es necesario que tengas una fregona para cada habitación de la casa, sí que en Vileda te aconsejamos tener al menos un par de fregonas. ¿Por qué? Un par de fregonas te permitirán alternar entre los lugares más delicados de la casa, como los suelos de mármol o parquet, y los lugares más duros y sucios como podrían ser la cocina o la terraza.

Ahora ya sabes qué fregona o fregonas necesitas comprar sin necesidad de agobiarte cuando llegues al pasillo de limpieza de tu supermercado más cercano. Aun así, si todavía te queda alguna pregunta, no dudes en dejarnos un comentario en este mismo post ¡y te responderemos tan pronto como podamos!

Artículos relacionados

No hay comentarios

Escribe tu comentario