5 octubre, 2016 Productos Vileda
Blog - Plantilla

8 COSAS QUE TODO EL MUNDO OLVIDA LIMPIAR

Hasta el más limpio, el más maníaco de la limpieza, se olvida de incluir éstos objetos en su limpieza más profunda.

Fregar los platos, barrer y fregar el suelo, quitar el polvo, hacer el baño… todos recordamos a diario las tareas del hogar que debemos realizar. Pero hay cosas que simplemente se nos olvidan a la hora de limpiar la casa.

Hoy nos proponemos ayudaros un poco con vuestra limpieza profunda, a modo recordatorio os traemos las 8 cosas que deberíais limpiar más a menudo:

  1. Cubo de basura: Basta con enjuagarlo bien una vez a la semana con agua y detergente. No olvidéis que, al fin y al cabo, en el tiramos restos de comida, plásticos, etc.
  2. Bombillas: quitamos el polvo de nuestros muebles a diario, cuidando los objetos de decoración, espejos y demás…pero, ¿Quién se acuerda de pasar el trapo por las bombillas? Acordaros, os devolverá la luz.
  3. Tazas de desayuno: Sí, ya sabemos que las laváis a diario. Pero si sois cafeteros, veréis que vuestras tajas están empezando a adquirir un color amarillento, esto se debe al café y té. Para dejarlas como nuevas, dejarlas en remojo durante unas horas con unas gotas de lejía.
  4. Filtro del lavavajillas: ¿Sabéis dónde van a parar los restos de comida, grasa y suciedad cuando ponéis e lavavajillas? El filtro del lavavajillas necesitar mantenimiento y lavado constante, no os olvidéis.
  5. Interruptores: Pasando un trapo es más que suficiente, lo complicado es acordarse de ellos.
  6. Cabecero de la cama: Tanto si son de metal como de madera, se pueden limpiar pasando una bayeta Actifibre un poco húmeda por encima.
  7. Manillas / tiradores / pomos: Nos pasamos el día tocando manillas de puertas, tiradores, pomos…nuestras manos no siempre están del todo limpias y la suciedad se va acumulando en ellos. ¡No os olvidéis de ellos!

Estropajos y bayetas: Es importante lavarlos diariamente, preferiblemente al final del día. No olvidéis que están en contacto continuo con la comida y humedad.

Artículos relacionados

No hay comentarios

Escribe tu comentario